Historia

Tradición en Construcción

El Señor Tomás Crozzoli, inmigrante italiano, llega a Córdoba en el año 1936 y comienza su actividad en el rubro de la construcción junto a su padre Don Pedro Crozzoli, realizando obras para terceros.

Con el correr del tiempo, empieza a trabajar en forma independiente desarrollando obras principalmente en la ciudad de Córdoba y en el interior de la Provincia, tratándose de Edificios industriales, comerciales, comunales y viviendas familiares.

A partir del año 1973, con la incorporación de su hijo el Arquitecto Mario E. Crozzoli, se dá comienzo a las primeras obras de Edificios en Propiedad Horizontal en el Centro de la Ciudad y en el barrio Nueva Córdoba con capital y respaldo propio.

La Empresa fundada por el Señor Tomás Crozzoli, con el transcurso de los años toma el nombre de Tomás Crozzoli e Hijo Construcciones S.R.L., el cual se conserva en la actualidad en su honor y mantiene los valores por él definidos, que son los que han guiado el trabajo de la familia durante más de 50 años.

Hoy la Firma está dirigida por la tercera generación de la familia, representada por los nietos del fundador, el Arquitecto Marco E. Crozzoli, la Lic. en Adm. de Empresas Ana Andrea Crozzoli y la Abogada Ma. Eugenia Crozzoli. Los acompaña su señora madre, Dra. Ana María Brasca con experiencia en el rubro de Administración, de los Consorcios que la familia ha construido y construye con tanta dedicación.

Se conserva en las oficinas de la Empresa una teja muslera histórica, firmada por Giovanni Crozzoli del año 1455, que prueba que desde hace muchísimos años ya los antepasados de la familia Crozzoli se dedicaban a la construcción en Italia.

La Cámara de Comercio, Industria, Artesanato y Agricultura de Pordenone, Italia, otorgó en el año 2005 al Señor Tomás Crozzoli el Premio con medalla de oro a la Fidelidad al Trabajo, al Progreso Económico y al Trabajo Pordenonense en el Mundo.